Crisis en los Banqueros

Lunes, 18 Agosto   

Las denuncias mil y una veces realizadas sobre la quiebra de la CFN (Corporación Financiera Nacional), que fueron ocultadas para tratar de favorecer a quienes se beneficiaron del atraco, vuelven a la palestra una vez que el Presidente de la Corporación ha acusado directamente a la banca de obtener ganancias de la quiebra de la CFN, que entregó mil 178 millones de dólares para enfrentar la crisis bancaria.

Para entender lo que sucede debemos volver a analizar el feriado bancario que Jamil Mahuad, como Presidente de la República y Ana Lucía Armijos, como Ministra de Finanzas decretaron, impidiendo que los depositantes retiren sus dineros.

Esto sucedió porque los banqueros habían dado otros destinos a esos dineros. Los recursos entregados por el Banco Central no fueron suficientes para cubrir los depósitos. Entonces se tramó la malévola jugada.

Previamente la CFN, como banca de segundo piso, había entregado a los bancos recursos para que estos, a su vez, concedan créditos a sus clientes. Esto implicaba que en algún momento los bancos debían devolver los dineros a la CFN.